Miel de acacia

Miel de acacia

La miel de acacia blanca y amarilla de las regiones del sur del país es famosa por su sabor sorprendentemente agradable y su fragante aroma primaveral. Es el sabor más refinado de todas las variedades disponibles de miel. Medicinal natural sus indicadores son los más valiosos, ya que puede ser consumido incluso por personas que padecen diabetes y son propensas a las alergias.

Es por eso que la miel de acacia es reconocida en todo el mundo como un producto de salud muy eficaz y es líder en el consumo. Las abejas recolectan miel en mayo – junio. De una hectárea de matorrales de acacia, traen más de 300 a 500 kg de miel.

Miel de acacia

Características de la miel de flores de acacia

Le da un maravilloso y fragante sol de primavera, una fragancia y sabor suave, sin amargura.

La miel que se recoge en las inflorescencias blancas, sorprendentemente transparente y en estado cristalizado forma una masa homogénea y blanca, similar a la crema agria espesa. La miel fresca de la acacia amarilla tiene un tono transparente verdoso claro. Cuando se almacena, adquiere una consistencia de grasa blanca fresca.

La fluidez y fluidez de la miel de acacia puede durar un año o más. Debido a la pequeña cristalización, la masa de miel es uniforme y tiene un sabor especial de ternura.

El valor nutricional de la miel de acacia se debe al alto índice de fructosa (40, 4%) y glucosa (36%), que son una excelente fuente de energía. Es muy dulce, la fructosa miel de acacia es más dulce que la glucosa dos veces y media. La miel contiene más de 400 elementos, útiles para los humanos: enzimas, vitaminas, minerales, fitoncidios. Tiene un sabor fragante de fusión.

Efecto terapéutico de la miel de acacia

Él tiene una amplia aplicación, en primer lugar, en la nutrición dietética.

La miel de acacia a menudo se llama miel de bebé, ya que contiene muchas vitaminas naturales A, B, C, que afectan el crecimiento, el desarrollo del cuerpo, además, la miel ayuda a hacer frente a la enuresis de los niños pequeños.

Excelente digestibilidad de la misma afecta positivamente a los órganos enfermos con violaciónes de las funciones de todas las partes del tracto gastrointestinal, cura heridas ulcerativas en la membrana mucosa. Hay evidencia de que la miel con flores de acacia no causa alergias.

La miel regula la presión sanguínea y restablece el tono cardíaco: muscular y vascular. Mejora la composición de las células sanguíneas y aumenta la hemoglobina.

La solución de miel cura las cataratas, alivia la hinchazón y la inflamación purulenta de los ojos.

Las propiedades antisépticas de la miel ayudan a hacer frente a los procesos inflamatorios de la piel: eczema, neurodermatitis con ulceración y úlceras. El poder curativo de la miel de acacia mata bacterias y microbios patógenos.

Ayuda en el tratamiento de órganos respiratorios, su uso es útil durante una rinitis, laringitis, bronquitis. La miel suaviza las membranas mucosas de la nariz y la garganta, mata a los patógenos.

Un suave efecto calmante de la miel se debe al exceso de trabajo nervioso, el estrés y el insomnio. Él restaura la inmunidad después de una grave pérdida de salud en las enfermedades del hígado, los riñones y para esto se ha llamado el antibiótico natural.

La miel es muy útil para los ancianos, regula la acidez y pospone la vejez. La cuestión es que la miel siempre contiene polen, lo que puede prolongar la juventud.

La miel asegura la ingesta de energía positiva en el cuerpo debido a la presencia en ella de un grupo de vitamina “B”, responsable de la salud del sistema nervioso, ácidos orgánicos, fitohormonas y enzimas. Se recomienda tomarlo para mujeres embarazadas para el desarrollo normal de un niño sano. Cómo elegir la miel de acacia

Para no comprar miel falsa, que se obtiene alimentando a las abejas con azúcar, es importante conocer varias reglas:

El olor de la miel de acacia es débilmente floral, apenas perceptible, mientras que el producto de azúcar es fuerte.

La miel fresca se puede remover con una cuchara, si hay burbujas, se produce la fermentación, la miel es falsa.

El mejor seguro contra la falsificación es la compra de miel a un amigo del apicultor.

Miel de acacia




Miel de acacia