Miel de algodón

Miel de algodón

El néctar de las abejas polillas se recolecta durante un largo tiempo, casi 2 meses, e incluso cuando sus flores aún no han sido reveladas.

Con su probóscide, la abeja se separa por una taza de una flor o se bebe con el néctar de las hojas, en el que se drena. Medosbor sube después de una lluvia o el riego de una planta. De una hectárea de desembarcos de regadío, las abejas pueden recolectar 250 hidromiel.

Miel de algodón

La singularidad de la miel de algodón es que contiene aceite esencial de semilla de algodón, que le da un valor dietético especial: enriquece el sabor y las propiedades medicinales de la miel. La miel de algodón contiene una gran cantidad de polen de plantas, que es muy útil como fuente de vitaminas.

Composición y evaluación cualitativa de la miel de algodón

Miel fresca, recién recogida, transparente y ligera. Tiene un débil aroma floral a flores de melocotón y un agradable sabor dulce moderado, no empalagoso. Posteriormente, es un poco agrio.

La miel de algodón cristalizada es relativamente rápida: durante 4 semanas o un poco más, hasta 2 meses. Su masa se vuelve completamente blanca, de grano fino, el sabor del jugo de la planta desaparece. La miel madura tiene una consistencia blanda y densa, similar a un soufflé, o aceite batido, que no se derrite y no fluye en un plato a temperatura ambiente. Sigue siendo homogéneo. La miel se puede cortar en pedazos, como una pastilla o lucum.

La composición de la miel está dominada por carbohidratos valiosos: glucosa – 36.2% y azúcar natural de la fruta – levulosa – 39, 4 por ciento. Por lo tanto, la miel del algodón es completamente absorbida por las células tanto durante la comida como a través de la piel.

Además, en la composición de su gran número de los nutrientes esenciales para el hombre: las enzimas, ácidos orgánicos e inorgánicos, macro mineral y micronutrientes, vitaminas A, B, C, E, estimulantes biogénicos, antioxidantes, aceites esenciales y otros elementos.

Habilidades terapéuticas de la miel de algodón

La miel de algodón es un almacén de energía pura. Se toma para mejorar la inmunidad en enfermedades graves. Tiene capacidades antisépticas y antivirales. La miel es un excelente remedio para la tos, elimina rápidamente la flema. Ellos tratan la amigdalitis crónica y la amigdalitis. Este es un excelente agente antienvejecimiento cosmético, ya que ayuda a formar colágeno.

La miel alivia la sequedad de la piel y la deja sedosa. Son tratados por enfermedades de la piel y cabello dañado. Omega: tres ácidos grasos de la miel tienen un efecto curativo efectivo sobre el tono de los vasos sanguíneos y el músculo cardíaco. La miel regula los carbohidratos y el metabolismo del cuerpo, divide el exceso de grasas, incluidos los órganos internos: hígado y riñones. Favorece favorablemente la recuperación de las células del sistema nervioso. La aplicación externa de miel de algodón en el tratamiento de la erosión femenina, enfermedades de los ovarios, órganos urinarios produce muy buenos resultados.

Miel de algodón

Contraindicaciones

La miel de algodón causa alergia al heno, una reacción alérgica en la que hay rozaduras en la garganta, secreción nasal e hinchazón. La alergia puede manifestarse en forma de erupciones cutáneas, dermatosis. El consumo excesivo de miel de algodón provoca malestar estomacal, flatulencia y otras manifestaciones intestinales desagradables. Se recomienda la aplicación dosificada de miel de algodón.

Cómo distinguir un falso

La miel de algodón rara vez adulterado, debido a que las plantaciones de algodón de miel son enormes, y la recolección de néctar con ellos es siempre un largo tiempo y el volumen por su número, por lo que obtener una gran cantidad de miel.

Forjar miel de algodón es inútil, ya que su consistencia y sabor no pueden recrearse artificialmente. Sin embargo, si lo desea, su naturalidad es fácil de controlar con un lápiz químico. En la superficie del azúcar, la masa de almidón entregada por la miel, las puntas del lápiz químico se extenderán y se volverán moradas con un tinte azul. En la miel natural, los puntos se mantienen sin cambios.




Miel de algodón